Hay Rock

Hay que poder decir con toda claridad, la sobrada capacidad del amigo Fito para generar un espacio con tanta cordialidad, alegría y ganas de repetir cada viernes el rock que propone: con toda la furia imaginativa y el placer sublevado al servicio de todos los presentes. Fito nos parece decir que la mejor defensa a la lenta entrega de los años, es un buen zapateo sin miedo a terminar en el piso. Y si estamos así de vivos, es que en algo estamos de acuerdo: si vamos a morir, que sea bailando un buen rock and roll, y si son con los clásicos de Fito Manía, mejor!!!. Hasta el próximo viernes amigos!!!.


La furia imaginativa y el placer sublevado que propone Fito cada viernes, son momentos intransferibles que no se pueden contar sin haberlos vivido y si acaso tuviste la oportunidad de vivirlos, resulta imposible contarlo porque como ya dije, son momentos intransferibles. Aguante el Rock and roll... hasta que los cordones nos separen!!!.

mejor!!!. Hasta el próximo viernes amigos!!!.


Aldo

lunes, 21 de septiembre de 2015

HAY ROCK (26) Aritmética-dance: El lado matemático de la salud rítmica.


Aritmética-dance: El lado matemático de la salud rítmica.

AL EPOC?, ROCK!.
Sin ningún ánimo de ponerme en contra de las campañas contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tengo algo que decir: con 55 años de edad y próximo a cumplir 100 en 45, puedo afirmar que el envejecimiento no parece ser tan alarmante como imaginé hace 15 cuando con 40, parecía que los 50 serían el principio del fin. Y no. Hace 5 que descubrí que 50 es tan solo la mitad de 100. Redondeando y sin tener ningún accidente cerebrovascular que reportar y tras haber fumado un 90% más de lo deseado, digo que en estos últimos 180 días he ido a bailar 24 viernes consecutivos, promediando 50 canciones cada noche o 1.200 Presley, Bill Haley, Credence, Beatles, Lee Lewis -entre muchos otros-. A 3 minutos de duración, ya no estaríamos hablando sino bailando 60 horas. Para 6 meses, 7 rock por día no parece ser poco ejercicio. 21 minutos diarios, están muy por encima de los 10 recomendados para sentirme como me siento hoy: mejor que ayer y todo gracias a los vinilos que girando a 33 revoluciones por minuto en las infernales bandejas Fitomaníacas, alegran mis pulmones que sujetos a ciertas variaciones, no paran de aspirar e inspirar en intervalos de 16 veces por minuto. Y la terminó acá, antes de que me quede sin aire.
Saludos rockeros.